Diseños a medida

Tapetes fabricados con fibras y colores naturales, utilizando la técnica tradicional del telar de pedal.

dimensiones
Nos adaptamos a las medidas de tu espacio, tenemos la posibilidad de hacer tapetes de hasta 5 metros de ancho.

colores
Todos los diseños se pueden fabricar en cualquier combinación de los colores del muestrario, el cual cuenta con cerca de 100 colores teñidos a mano con pigmentos naturales.

tejidos

 

Categoría:

Descripción

Cuéntanos que necesitas y nos pondremos en contacto contigo

 

calidad

Cada pieza es tejida en telar de pedal por tapeteros expertos, a mano, usando materiales y colores naturales, por lo que las pequeñas variaciones de diseño, color o forma, no se consideran defectos.

responsabilidad social

En la fabricación de las piezas, se constituye una cadena de procesos artesanales, que ofrece oportunidades de trabajo justamente retribuido a varias familias. Adquirir productos hechos a mano, favorece a la permanencia de tradiciones, que son esenciales para mantener fuerte la identidad de las culturas.

cuidados

Colocar solamente sobre superficies limpias y secas. Si se considera necesario, se puede usar bajo alfombra.

Para instalar, mover o ajustar, es necesario quitar el peso de encima y deslizar suavemente usando los flecos de las esquinas. Jalar por los bordes puede ocasionar que el tejido se desprenda.

Los flecos son una extensión de la estructura del tapete, no deben cortarse.

Las arrugas y las marcas de los dobleces desaparecen solas con el uso. Para ayudar disminuirlas, se recomienda mantener la pieza enrollada por varios días.

Para quitar el polvo, es suficiente con aspirar. Utilizar una boquilla plana, sin raspar. No se deben sacudir.

Los tapetes están prelavados, no destiñen, no encogen, y resisten bien las salpicaduras de agua, pero se recomienda mantenerlos secos para evitar manchas de humedad o moho.

Si es necesario, se pueden lavar con jabón neutro líquido disuelto en agua. Tender en el suelo y cepillar suavemente en la dirección del hilo. Enjuagar con abundante agua y secar al aire libre, sobre una superficie plana. En caso de manchas difíciles, se recomienda acudir a un profesional.

La exposición directa a los rayos del sol, aún en interiores, puede decolorar las fibras.